cotodegomariz-botellas-nuevas
coto-logotipo-horizontal-ok

Coto de Gomariz es la bodega de la familia Carreiro. Está situada en el Valle de Gomariz, donde se elaboran vinos desde el s. X. Elaboran los vinos que les gustan, con variedades autóctonas gallegas, gracias a un microclima único y tres suelos diferentes: arenas graníticas, arcilla y esquistos.

COTO DE GOMARIZ

Coto de Gomariz debe su nombre a la aldea donde se sitúa: “Gomariz” que viene de “gomariza”: sarmientos de la vid.

Coto Vitícola más antiguo de la península Ibérica, desde el s. X se le conoce como la “Milla de Oro del Ribeiro”.

Ricardo Carreiro continúa la larga saga de viticultores de su familia. Su padre, Caco, reemprende la vitivinicultura de forma profesional en los años 70 después de emigrar a Sudamérica. La primera botella de Coto de Gomariz con ese nombre es de los años 80. Hoy en día se trabajan 32 Ha de variedades autóctonas.

Gomariz está en la parte más Septentrional de la D.O., con los típicos suelos granítico-arenosos, pero también existe una banda de esquistos (xistos) y suelos arcillosos en el centro del valle lo que aporta una complejidad extraordinaria respecto a otras zonas. La privilegiada orientación de SE-SO permite obtener una maduración perfecta sin menosprecio de una exquisita frescura.

La bodega actual se construyó en el año 2000 con arquitectura integrada en el paisaje y se producen cerca de 200.000 botellas entre todos los proyectos.

Producimos vinos blancos, tintos y un licor café gourmet. + Gomariz.

Según La Guía de Vinos Conde Nast – Traveller – “Bodega Imprescindible para conocer la vanguardia (o el rescate de la tradición según se mire) del Ribeiro. Con el sagaz Xose Lois Sebio en la viticultura y enología y Ricardo Carreiro en la dirección, Coto de Gomariz ha sido la pionera en revelar que el la DO Ribeiro se pueden hacer además de blancos, tintos atractivos y con carácter”

HISTORIA DE GOMARIZ: COTO VITICOLA DESDE EL SIGLO X (Dende o Seculo X)

Sobre el año 756 El rey Afonso I, que en su labor de repoblación y toma de control del noroeste peninsular después de la invasión árabe del año 711. Cede la zona de Gomariz a la orden de los benedictinos del Mosteiro de San Clodio, fundado en el año 554. Monasterio Beneditino desde el año 1151 al 1225  en que se adscribe a la orden del cister. Toponímico de origen suevo, en gallego la Gomariza es la rama verde de la viña, lo que indica la gran extensión del cultivo en la zona, en esa época.

El documento más antiguo de compra-venta para exportación que se conserva data del 925.

El priorato de Santa María de Gomariz perteneció desde el 1138 al monasterio de Toxos Soutos, a raíz de la concesión de un privilegio por parte de Alfonso VII. Perteneció a los sarmiento, al Mosteiro de Sobrado y al cabildo Auriense.

El coto de Gomariz es el coto vitícola más antiguo registrado de la península, figura así en el registro general del reino en Simancas.

Durante la baja y alta edad media fue la zona más reputada  del norte de la península. Como demuestran numerosos escritos en juicios y fletes de barcos de la época. Después de la invasión fallida a Inglaterra, Felipe II quita temporalmente el dominio sobre Gomariz a las órdenes monásticas y la alquila por 640.000 maravedís.

Hasta la desamortización de Pascual Madoz, a las órdenes religiosas. Gomariz estuvo repartido entre las órdenes religiosas del cister, benedictinas, catedral de Ourense y Santiago a lo largo de la historia. Los nobles y gentes con poder alternaron el control intermitentemente con los monacatos. Desde la desamortización hasta la actualidad, la propiedad se reparte entre pequeños propietarios de bodegas y viticultores.

En la década de 1970 Ricardo Carreiro Ameijeiras después de su viaje a las Américas, reestructura las viñas familiares solo con variedades autóctonas.  Comprando fincas y anexionándolas al patrimonio familiar, planta en 1978 O figueiral. Está considerada la primera viña mecanizada de la zona en la época. Pone las bases de lo que sería en un futuro  la bodega familiar Coto de Gomariz. En la década de 1980 embotellan sus primeros vinos. En la década del 2000 su hijo Ricardo Carreiro Álvarez, se hace cargo de la gerencia de la pequeña empresa. Moderniza la empresa y la profesionaliza dándole un carácter internacional.

Desde el 2001 Xose Lois Sebio es el director técnico y enólogo de la bodega. En 2004 se empieza a cultivar fincas en ecológico y biodinámico. En la actualidad la bodega cuenta con 32 Ha de viñedo a lo largo del valle del Avia. En Gomariz se encuentran 24 Ha, estando casi todas cultivadas mediante viticultura natural. Se siguen los principios de Masanobu Fukuoka, mezclados con técnicas tradicionales de viticultura, biodinámica y ecológica.