losvinosdemiguel-ailala
ailala_logo-tinto

Un vino fresco, alegre y divertido. Lleno de sol y de lluvia, de aromas frutales, de leyenda…
Cada sorbo es una sorpresa ¿te atreves?

EL VINO BLANCO (Treixadura)

Elaborado en la comarca gallega del Ribeiro. Una Denominación de Origen con siglos de historia, tradición y experiencia que da nombre a uno de los mejores y más reconocidos vinos blancos de España.

Color amarillo levemente dorado con maravillosos reflejos.

Los compuestos aromáticos en el vino son muy limpios y de gran alcance con yogur de limón, flores de albaricoque, flores blancas y conchas de mar. Toque de menta, hinojo y dientes de clavo. Melón maduro y limón dulce.

La boca es un descubrimiento. En el paladar saboreamos albaricoque. Melocotón blanco; un toque de mandarina, leves notas de naranja. Mucho cuerpo; muy denso, persistente. Increible valor relativo comparándolo con otros vinos blancos de este tipo.

EL VINO TINTO (Sousón)

Elaborado en la comarca gallega del Ribeiro.

Aromas de canela, cereza, lilas, tiza, mima de lápiz. Tabaco rubio, violetas, yogurt de frutos del bosque. En boca se presenta como un vino fluido de tacto graso y sápido. Los taninos son redondos y dulces. Presenta un final largo con recuerdos de frutas rojas frescas.

LA UVA DE TREIXADURA

La Treixadura es la variedad noble de O Ribeiro.

La base de todos los coupages. Su primera referencia histórica se remonta a principios del S. XVIII, aunque su variabilidad sugiere un cultivo de mayor antigüedad.

La Treixadura encuentra en O Ribeiro su habitat ideal. Es una variedad obtenida en la búsqueda decidida de la calidad. Al tratarse de una variedad de brotación y maduración tardía, es sensible a la altitud. Su nobleza se manifiesta en su capacidad de proyectar su mejor expresión en laderas secas y soleadas.

Sus racimos, de tamaño medio a pequeño, se articulan a partir de granos elípticos y apretados, en un conjunto que en la madurez adquiere bellas tonalidades doradas con reflejos violáceos. La piel es gruesa y de relativa dureza –origen de su nombre- lo que contribuye a paliar los daños ocasionados por la podredumbre de los racimos (botrytis cinerea).
Como corresponde a una variedad de gran calidad, sus vinos combinan graduaciones alcohólicas suficientes (12 a 13,5 º), con acideces notables, lo más destacado de la Treixadura es un armazón robusto, pleno en la boca, pero que sorprendentemente genera expresiones aromáticas sutiles y delicadas, de elegantes y complejas connotaciones florales y frutales.
Este armonioso equilibrio entre la robustez de la estructura y la delicadeza en la expresión, justifica su papel de piedra angular en que sustentar cualquier combinación varietal que se pretenda en O Ribeiro y permite elaborar vinos de guarda.

LA UVA DE SOUSÓN

Es una de las variedades tintas autóctonas en auge en el Ribeiro, siendo actualmente la primera en producción, con un gran potencial polifenólico, no la solemos encontrar como monovarietal pero si como base en distintas proporciones para el desarrollo de interesantes, distintos y peculiares vinos.

Agronómicamente es una planta con poco vigor y resistente a la sequía adaptándose bien a terrenos sueltos, tiene una fertilidad media y poca productividad 8 – 11 Tn/Ha, su época de brotación es media tardía y su ciclo de maduración es largo por lo que su localización predomina en zonas propicias para la maduración temprana. Tiene sensibilidad media al Mildiú y Botrytis y baja al Oídio.

Es necesario que alcancen maduraciones más o menos intensas según el tipo de vino a desarrollar y evitar sensaciones herbáceas en las maceraciones largas que permite la variedad.

Sus vinos pueden alcanzar altas graduaciones alcohólicas entre 12.5 – 14 º, conservando una excelente acidez total 6 – 8 g/l expresada en ácido tartárico, pero su característica más representativa es su alto contenido polifenólico que proporciona una excelente estructura e intensa coloración, desde el punto de vista aromático destacan la presencia de frutos negros como la mora y el casis, de intensidad moderada.

Sus vinos tienen una muy buena evolución en el tiempo y presentan excelente aptitud para la crianza en madera.

EL RIBEIRO

El Ribeiro, alma y corazón de los vinos españoles, es por encima de otras regiones Ibéricas, cuna del Origen del cultivo de la vid.
En el Ribeiro se introdujo el cultivo y las artes enológicas que los monjes benedictinos y cistercienses, peregrinos a Compostela, traían desde Francia y Alemania. Su comercialización fue pionera. En el S XIV ya se exportaba en las rutas del norte a Flandes e Inglaterra. Cristobal Colón llevaba en sus bodegas vino de Ribeiro en sus viajes descubridores.

Ribeiro es una región calurosa, de interior, pero su situación septentrional y el típico suelo fundamentalmente granítico gallego; suelo difícil de manejar, matizado con otras parcelas en esquistos (xistos en gallego) o arcillas, lo convierten en un Terroir único y muy especial.

La paleta de colores del paisaje se extrapola en el surtido de vinos: blancos, tintos, envejecidos en barricas de roble, dulces, tostados. Siempre elaborado con variedades autóctonas y nunca con excesiva graduación o gusto a madera.

Las nuevas tecnologías y la amplia especialización de sus técnicos y directivos conjugada con la tradición centenaria da un valor añadido a nuestros vinos.

Descubrir Ribeiro es descubrir un lugar mágico y unos vinos con alma.